Planes de vida de calidad
        para las personas con TEA y sus familias

Noticias 

© Aspanaes | 10/11/2022 | Señales de alarma

Indicadores de Riesgo y Diagnóstico

Los niños y niñas van adquiriendo en su desarrollo una serie de hitos según van madurando. Cuando algunos de estos hitos no aparecen, o hacen de forma atípica o muy tardía, conviene atender a algunos posibles indicadores de riesgo de autismo.

10/11/2022

Indicadores de Riesgo y Diagnóstico

Los niños y niñas van adquiriendo en su desarrollo una serie de hitos según van madurando. Cuando algunos de estos hitos no aparecen, o hacen de forma atípica o muy tardía, conviene atender a algunos posibles indicadores de riesgo de autismo.

Aunque cada vez se identifican más casos en la infancia, antes de los 4 años y el diagnóstico formal es posible mucho antes de lo que lo era en el pasado, es frecuente que el diagnóstico no se produzca hasta mucho tiempo después de que las familias identifiquen estas primeras sospechas respecto al desarrollo de sus hijos e hijas. (Canal-Bedia et al., 2006; Lord et al., 2018)

Por eso detectar estas señales es fundamental y en el momento de hacerlo acudir a el/la pediatra para que pueda derivar a la familia a especialistas con experiencia en autismo y que puedan establecer un diagnóstico y orientar los pasos a seguir.

Los principales indicadores de riesgo son:

Al año de edad (12 meses):

  • No balbucea
  • No señala ni realiza otros gestos
  • No responde al nombre

Al año y medio (18 meses):

  • No emite palabras

A los dos años (24 meses):

  • No elabora frases de 2 palabras de forma espontánea
  • No imita gestos o acciones

Otros signos importantes a tener en cuenta:

  • Dificultades en la compresinón del lenguaje
  • Limitación del contacto ocular
  • Dificultades para responder a la comunicación no verbal
  • Escaso interés por los otros
  • Ausencia de imitación
  • Dificultades en la compresnión y la expresión de emociones
  • Falta de interés por compartir alegría o intereses con los demás
  • Respuestas inusuales a estímulos sensoriales (dificultades con los ruidos, el tacto...)
  • Movimientos repetitivos
  • Resistencia o alteración ante cambios mínimos
  • Falta de juego o presencia de juego repetitivo
  • Pérdida de habilidades de comunicación o habilidades ociales a cualuqier edad.

¿Qué hacer después del diagnóstico?

Cuando recibes un diagnóstico de TEA, lo normal es que surjan muchas preguntas, preocupaciones, dudas e inquietudes en la familia. Disponer de un diagnóstico es un primer paso para poder acceder a los apoyos necesarios.

No existe cura actualmente para el TEA, pero existe evidencia de que una detección precoz y una atención temprana especializada mejoran el desarrollo y la calidad de vida de la persona y su familia.

La intervención que se desarrolla con las personas con TEA debe ser individualizada, estructurada y basada en modelos de calidad de vida centrados en la persona y la familia. Estas intervenciones deben tener en cuenta e incluir todos los entornos en los que vive esa persona, así como a su familia y sus valores. Para establecer esa intervención individualizada, es necesario establecer en cada caso una evaluación inicial completa para conocer las necesidades de apoyo que precisa cada persona. Las necesidades de las personas cambian a lo largo de su vida, así como sus circunstancias, por eso es fundamental estar atentos a las necesidades presentes y futuras de cada persona conociendo su historia de vida hasta ese momento.

Al recibir el diagnóstico es importante actuar a 3 niveles:

  • Salud: informar al pediatra de nuestro hijo/a para que sea tenido en cuenta en el seguimiento de su desarrollo y salud. Puede considerar realizar valoraciones complementarias o recomendar intervenciones sanitarias.
  • Educación: es fundamental informar en el centro educativo del diagnóstico, para que se le realice una evaluación psicopedagógica que oriente de manera individualizada los apoyos específicos que precisa y los modelos de enseñanza.
  • Social: existen determinadas ayudas económicas o beneficios fiscales si se cumplen los requisitos para un certificado de discapacidad y/o de dependencia. La trabajadora social puede ayudar a solicitar esas ayudas.

En la página de Autism Speaks existe un manual de libre acceso con Medidas para los 100 primeros días después del diagnóstico de autismo, que puede ofrecer a las familias apoyo para conocer qué pasos deben seguir. Podéis verlo haciendo click aquí

Enlaces de interés:

Archivada en: